MUCHO - NO SOMOS PINTORES DE BROCHA GORDA

MADRID

El próximo viernes 11 llega la presentación del nuevo trabajo de MUCHO a la Sala But de Madrid. Con motivo de este concierto, hemos aprovechado para hablar con Miguel de Lucas de su último trabajo "Pidiendo en las puertas del infierno". Sin duda, ha sido una de las mejores y más interesantes charlas que hemos tenido con un grupo, donde la naturalidad ha sido la bandera de la hora de tiempo que estuvimos sentados juntos. Una entrevista con Mucho sentido….

El proceso de grabación este trabajo ha variado mucho respecto a discos anteriores. ¿Qué parte de la idea sonora y de las letras, estaba ya definida antes de entrar al estudio y que parte se creó directamente allí?

En todos los grupos en los que he estado, el sistema suele ser el mismo. Se preparan unas maquetas que se llevan a local, se estudian, se componen y recomponen, se destrozan y se vuelven a hacer. Una vez sales del local, ya sales con el disco muy cuadrado, que se podría tocar directamente, pendiente del punto de vista ajeno del productor que te puede matizar cosas. Doblar un estribillo porque le parece flipante, hacer un "solo" que no estaba, meter enlaces entre canciones o alguna variación ligera de estructura.

El caso de este disco, Martí hace en su casa las maquetas con un aparatito nuevo que se compra y que, de primeras, nacen canciones que son un poquito bruscas y basadas en sintetizadores. Aunque ya estaba hablado, nos expone la idea de que el disco vaya por esa senda. Por circunstancias, se nos acerca la fecha de entrar en el estudio sin tener muy trabajado el disco, con nuevos instrumentos y que en algunos casos no dominamos. Yo soy bajista pero trabajo en este disco con el Moog, que es un sintetizador, en el que cambiando un milímetro un seteo, te cambia totalmente el timbre del instrumento.

Cuando llegamos al estudio, nos dimos cuenta que no podíamos tocar de principio a fin ningún tema del disco…y pensamos… ¡¡Que coños pasa aquí!!! (Risas). Pero teníamos confianza plena en la gente con la que íbamos a grabar y con la que nos íbamos a encerrar una semana en una casa, que a su vez era el estudio. Por lo tanto, solo podíamos pensar en música y aunque llegó a ser agotador, fue un proceso de creación muy bueno. (Aquí recordamos y charlamos un rato de la propuesta que fue Bushido con Bunbury, Shuarma, Carlos Ann y Morti y que fue algo similar en el proceso de creación de aquel disco). Aquí no hubo desconexión del disco en ningún momento… músicos, ingenieros y productores…todos juntos en una comuna. Llegamos casi sin nada al estudio, salvo las letras, que era algo que ya estaba preparado en gran medida y que era algo que iba a mandar en el disco y algunos de los acordes principales de los temas.

Ha sido una manera muy intensa y muy optima de hacer un disco. Ha sido una gran experiencia. Creo que es un disco muy inmediato y con mucho alma. Además, muchas veces los músicos damos demasiadas vueltas a los temas para terminar volviendo al punto inicial.

Entrar al estudio así como lo habéis hecho ¿Es un acto de valentía o de locura?

Una mezcla de ambas. De valentía porque confiábamos mucho en el proyecto y la gente que lo componía y de locura porque te la juegas. Pero la música es jugártela todo el rato, ser un poco egoísta y pensar en ti. No creo que sea una buena táctica hacer música a la carta, pensando solo en si va a gustar. Hay que vomitar lo que te sale de dentro y eso puede ser un vomito asqueroso para la gente o vomito con sabor a sorbete de fresa para la gente. (La conversación deriva al último trabajo de Nacho Vegas…)

Siendo este ya vuestro tercer trabajo ¿Qué parte hay en este disco de evolución y que parte de revolución como banda?

Hay una evolución musical a nivel colectivo porque estamos utilizando otros instrumentos nuevos, en los que no somos tan hábiles. En el disco hay muchas bases grabadas e infinitas pistas, nosotros solo somos cuatro y no podemos llegar a más.

En este disco hemos tocado con un metrónomo. Nunca habíamos tocado con la rectitud de un tiempo determinado de máquina y eso es una evolución. Aunque parezca fácil tocar con un metrónomo, no lo es, hay que seguir el ritmo y no equivocarte, ni dejarte llevar por la emoción de la propia música. Martí cambio su forma de cantar y casi llega al "rapeo" porque le interesa mucho decir una cosa con poca melodía, pero de forma muy contundente, hasta que llega al estribillo que la canción se abre.

Y como tú dices, por la desvergüenza o la locura, no creemos que haya ningún grupo en España que haga la música que nosotros hacemos, y aunque pueda sonar prepotente o chulo, lo creemos así y es una finalidad de este grupo. No queremos parecernos a ningún otro puto grupo, porque somos nosotros. Ni que exista en la escena actual, ni en el que hayamos estado. Porque es muy recurrente que nos hagan la pregunta de ¿Qué hay en lo nuevo de Sunday Drivers o Underwater? Pues absolutamente nada, salvo los músicos que somos los fundadores de las otras bandas…pero nada más y creo que eso es una cosa a tener en cuenta. Y esto, también es así por el respeto que le tenemos al público de esas bandas, porque no va a encontrar nada de ellas en Mucho y yo no quiero defraudar a ese tío que fue fan de esa otra banda en la que estuve.

En tiempos donde las bandas suelen llevar 2 guitarras y el cantante suele también acompañar con una rítmica, vosotros las cambiáis por sintetizadores. ¿Qué le restaban al nuevo sonido del disco su presencia y como pensáis solucionar en directo su falta para los temas más antiguos?

Al final los sinte son mucho más grandes que las guitarras. Los sintetizadores metidos por pedales de efectos de guitarra suenan fuera como una guitarra ultra/mega gigante. Nos pasa que, cuando tocamos las canciones antiguas en el bolo, canciones a las que tenemos mucho cariño y que siempre van a estar, notamos una pequeña bajada de ritmo en el show. Y si probablemente viene otro disco, que vendrá….quizás nos pasemos al Scratch!!! (Risas).

Ya llevamos 3 conciertos y está sonando de la ostia, no nos crea ningún problema. Lo hemos preparado muy bien, lo hemos ensayado mucho y lo hemos ajustado todo al máximo. Incluso los técnicos ayudan mucho a la banda en directo, ya que son capaces de potenciarte un "solo", bajarte entero y después subirte. Ellos también tocan.

He leído que este disco ha nacido de la rabia, el enfado y el odio que llevabais dentro. Cuéntame en este tiempo de creación del disco… ¿Qué os ha generado Rabia? ¿Qué os ha generado Enfado? ¿Y Qué os ha generado Odio?

A esta pregunta te debería contestar Martí, que es el creador de las letras, pero básicamente se refiere a la situación en la que está este país últimamente. Estamos viendo que no hacen nada más que malversar, robar y ni se acusan de nada, solo hacen piñita entre ellos. Mientras que a nosotros, los putos faranduleros y trovadores, casi nos criminalizan, nos suben el Iva, nos piden una documentación excesiva cada vez que nos subimos a un escenario… pero que pasa aquí… Quien es el delincuente aquí… Yo que me voy en una furgoneta con cuatro colegas para hacer que la gente pase un buen rato.

Esto tiene que cambiar mucho!!! Nos tratan como si fuéramos una furgoneta de pintores de brocha gorda cuando en el fondo no somos eso. No somos ni toreros, ni futbolistas… yo no gano ni la mitad de la mitad del sueldo mensual de un futbolista, en toda mi vida. Nosotros somos unos tipos que trabajamos de manera eventual, que vamos a ciudades y que si entra gente al bolo, ganamos dinero y sino….palmamos dinero. Encima Martí no tiene pelos en la lengua y se la pela, lo dice y ya está. Solo hay que ver sus letras. No es un disco protesta al estilo cantautor setentero tradicional pero decimos lo que nos apetece. El disco anterior también tiraba por esa senda. La canción Más feliz en televisión nació de una manifestación de mineros a la que vino Martí y que cuando puso la televisión para ver la repercusión de la misma, vio que no se hablaba nada en televisión de una protesta que había congregado a miles de personas en Madrid.

Al hilo de esto y usando una letra vuestra. Las horas más oscuras…¿Ya han pasado o aun las estamos viviendo?

Personalmente yo soy un tío muy optimista y siempre miro hacia adelante. Creo que depende mucho de que nos esforcemos en iluminarlas estas horas. Parece un poco que sí, pero depende del sector que hablemos. Mi sector está jodido, la música en directo está hundida. A nosotros nos va ahora un poco mejor porque el disco ha molado más…

Repetís con Ricky Falkner y Santos&Fluren en la producción. ¿Qué aportan al sonido de MUCHO para volver a contar con ellos en este trabajo?

Ha sido un ejercicio muy planificado. Al ser hermanos Santos y Fluren nos han entendido muy bien en nuestra evolución y, por supuesto, entre ellos. Nos gusta experimentar juntos, aprender y evolucionar a la vez.

¿Os tuvieron que parar los pies con alguna idea loca para el disco?

No….ni nosotros a ellos. Se convirtió en una comuna creativa bastante seria. Algún momento de subidón sí que tienes durante la grabación que termina dentro del disco.

"Nuevas Ruinas" tiene un sonido muy ochentero y por momentos, y salvando las distancias, me recuerda a temas de TINO CASAL como Eloise o Embrujada, incluso en el timbre de voz. ¿Mera casualidad o es un guiño al tan de moda ahora retro vintage?

Pues no está nada mal parecerse porque Tino era un jefe y, es verdad, que en el falsete de voz pueden parecer mucho y es pura casualidad. Nosotros nos fijamos mucho en Michael Jackson, en Prince y en Beck para hacer este disco. No soy fan de Tino pero es un halago porque era un tío adelantado a su tiempo y muy cósmico. Quizás Tino también escuchaba mucho a Bee Gees, a Michael Jackson y a Steve Wonder y quizás ese sea el punto en común.

Este disco es una ruptura con el "MUCHO" que conocíamos de trabajos anteriores. ¿Habiais encontrado una zona de confort que os empezaba a resultar aburrida?

No, después de la Apocalipsis el grupo estaba flipando con ese sitio que teníamos pero era un sitio aun insuficiente. La musica son retos y es osadia, tenemos que evolucionar y no repetirnos. Lo que hicimos esta guay y mola mucho, pero vamos a jugárnosla otra vez más con cada disco. Al final la esencia del grupo se mantiene y los prejuicios que puedes tener ante el cambio, se disipan cuando escuchas el disco terminado y te das cuenta que somos el mismo grupo, la misma "mierda" y que mola dar este saltito que no es tan lejano.

¿Habéis tenido dudas o miedos si se podría entender este cambio entre vuestro público más cercano al rock?

Como tampoco estábamos en un sitio muy masivo, no hubiéramos defraudado a mucha gente, que tampoco creo que sea el caso. Confiamos en nuestra música y hemos tirado hacia adelante con ella por nuestro puto camino, sin pensar que va a pensar la peña.

La conversación continúa hablando de Bunbury, Dover, Coldplay, Leiva… del blues y de muchas otras cosas más, de lo divino y lo humano de la musica, de actuar para 100 personas, 500 personas y 15.000 fans….pero eso ya lo dejamos para otro día.

TEXTO Y FOTOS: Víctor López Aguado.

Más antigua AnteriorVolver a entrevistasSiguiente Más reciente