ELEFANTES: Nosotros cantamos nuestra verdad.

Gymage Restaurant (Madrid). 01.04.14.

Por si no soy capaz de sacar la esencia de El Rinoceronte en esta entrevista ¿Cuál es en vuestra opinión su esencia, su mensaje?

Shuarma - No tiene un mensaje muy concreto en realidad. No es un disco que intente lanzar un mensaje. Es un disco de re-encuentro para nosotros, de volver a conectarnos, de volver a sentirnos un grupo, de recuperar lo que fuimos en el pasado, de soltar lastre de otras que también fuimos y que de alguna manera no nos sentaron bien.

Es sencillamente un momento de unión. No queríamos volver solo con una gira y recordar las canciones que nos dieron el cariño de la gente sino que queríamos volver con canciones nuevas porque somos un grupo inquieto, siempre lo hemos sido y creo que siempre lo vamos a ser.

¿Cuál es la mejor manera de escuchar este nuevo disco? Solo, Acompañado, en pareja, bajito o muy alto?

Jordi - Entero… de verdad!!! Cuando hemos sacado un single como "Equilibrios" de manera aislada de las demás, te quedas con una sola idea pero cuando escuchas el disco entero creo que entiendes mejor cada una de las canciones y es un disco que gana cuantas más canciones seguidas escuchas. Si las escuchas todas, consigues entender más cada una de ellas.

Shuarma - Cuando lo compusimos no pensamos en este tipo de cosas -Como queremos que se oiga o que mensaje queremos transmitir-. Nosotros solo componemos canciones y de alguna manera creemos que la música es para que cada uno la disfrute a su manera. Nosotros no podemos imponerle a nadie como ha de escuchar nuestro disco. Está claro que escucharlo a un buen volumen siempre porque aprecias cosas, de principio a fin como dice Jordi porque te formas una idea más global pero no tenemos que decirle a nadie como debe escuchar nuestro disco… ¡¡Ni si quiera que lo escuche!!!. Es fantástico que alguien nos dedique tiempo y nosotros lo hacemos con toda nuestra energía y estamos muy orgullosos de este trabajo

¿Esta reunión de Elefantes es alimento para nostálgicos o un nuevo libro por escribir?

Shuarma - Es un libro nuevo por escribir, por supuesto!!! Sintiéndonos muy orgullosos de lo que hicimos en el pasado porque eso es lo que nos convierte en lo que somos ahora mismo. Somos un grupo al que le gusta hacer cosas, evolucionar, aprender y somos un grupo al que nos gusta equivocarnos. Somos un grupo al que le gusta hacer.

Cuando la banda se separó, dijisteis algo así como «después de diez años de carrera, siete discos en el mercado, más de 55 canciones compuestas, muchos conciertos, muchos viajes, todo ello realizado con muchísima ilusión y muchísimo cariño, ponemos punto final a nuestra carrera porque como grupo ya no tenemos nada más que decir». ¿Cómo se descubre que ahora si se tiene algo nuevo que contar juntos?

Jordi - No teníamos nada mas que decir, en el sentido de lo que Elefantes tenía que ofrecer. Habíamos dejado de entender muchas cosas que hasta el momento habíamos entendido juntos. No nos veíamos capaces con las herramientas que teníamos en ese momento de dar al público y a la carrera de Elefantes lo debíamos. La diferencia es que ahora si tenemos algo que contar, han pasado unos años con experiencias internas y experiencias externas que han propiciado que esto suceda. Interiormente estábamos preparados y entendíamos lo que era estar en Elefantes para continuar el camino, el riesgo de grabar y de tocar en directo.

¿Con el paso del tiempo hay más cordura o más locura?

Shuarma - Yo creo que estamos volviendo a ser niños. Nosotros en el inicio hacíamos las cosas de manera súper visceral, porque no sabíamos más tampoco. Pasaron los años, creía todo, managers, compañías de discos, los medios se interesaban un poco más y nos volvimos un poco más rígidos. Todo empezó a tener que tener una explicación, a estar encorsetados pero en esta segunda oportunidad que estamos teniendo lo que queremos es disfrutarla.

Hubo momentos de éxito del grupo que no supimos disfrutarlos y es una pena. Llegarle a la gente con la música es algo precioso y no disfrutarlo es muy triste. Nuestro objetivo ahora es disfrutar de nuestra unión otra vez, de disfrutar de todo lo que hacemos, sentirnos sueltos, sentirnos bien con lo que hacemos y no queremos tener miedo a equivocarnos. Nos vamos a equivocar mil veces, vamos a hacer las cosas y no queremos tener miedo a hacerlas porque no queremos dejar de vivirlas. Somos cuatro personas que vivimos la vida de una forma muy pasional y creo que nuestras canciones, nuestros discos y nuestros directos reflejan eso exactamente.

¿Habéis cumplido vuestros sueños de juventud, por lo menos en lo musical?

Hugo - Yo creo que todo músico sueña con subirse a un escenario delante de un público, cantar sus canciones en las que pones tu vida y que al público le gusten, grabar tus canciones en buenos estudios y con buenos productores como es el caso de este disco, Santos&Fluren, y que han sabido sacar de nosotros eso que nosotros estábamos proponiendo. Viéndolo así, sí que hemos visto recompensado todo aquello que deseábamos.

Shuarma - Yo personalmente recuerdo a la primera vez que vi a alguien del público llorando mientras nosotros estábamos tocando. Recuerdo tener la sensación de pasar un punto de inflexión. Ver que la gente recibe lo que tú escribes con esa fuerza, para mí supuso un sueño cumplido. Ahora tengo otros porque pienso que en la vida no hay que dejar de soñar, tienes que ponerte metas y sueños por cumplir pero este sí que fue un momento especial para mí.

Vosotros sois un grupo que encima del escenario tocáis la fibra del que os escucha.

Jordi - Existen unas cuerdas energéticas que sustentan las cosas y hay unas energías que se responden y todo eso genera una bola que va más allá de los límites del escenario. La manera cantar y de tocar genera una manera de vibrar. Nosotros tuvimos mucha suerte en los primeros años porque crecimos en un ambiente en Barcelona donde se podía tocar mucho en directo. En el año 96 hicimos 100 bolos y no teníamos disco. Antes de formar Elefantes, Shuarma y yo tocábamos versiones en el Puerto Olímpico todos los viernes y hacíamos dos pases de hora y pico donde nos hartábamos de tocar para gente que nos prestaba más o menos atención. Esto genera una necesidad de comunicarse entre los músicos del grupo y saber llevar las canciones más allá. Yo creo que eso es el germen de lo que tú dices, estoy de acuerdo contigo y fue una suerte que lo pudiéramos experimentar. Cuando no teníamos canciones, hacíamos versiones, pero no hacíamos versiones para que se parecieran a los discos que nosotros escuchábamos, hacíamos versiones para acercar la energía que nosotros queríamos expresar a nuestra manera de tocar en directo. Lo importante era transmitir nuestra manera de entender el directo. Esto es algo que ahora hablando me he acordado y lo que ahora podemos transmitir en el escenario se fraguó tocando en clubs para cinco personas.

Julio - En definitiva -lo que tú comentas- es para lo que sirve la música. La música sirve al que la crea y la toca para lanzar una idea, una emoción y una sensación que llevas dentro y el que la está oyendo la recoge o no, o la recoge de una manera determinada. Que nuestras canciones lleguen a determinado público, les emocionen o les sirvan para entender algo que no sabían cómo expresar, es fantástico. Es un trabajo bien hecho, estás llegando a la gente y están captando las emociones que nosotros hemos puesto a la hora de componerlas.

-Los músicos expresáis en una canción lo que el resto nos somos capaces de transmitir-.

Shuarma - Yo creo que nosotros cantamos nuestra verdad y eso es lo que hace que los demás se sientan identificados. Nosotros sentimos mucho lo que hacemos. Es como cuando en un funeral o en una boda alguien habla. No habla porque sí, habla porque tiene que decir algo en aquel momento. Yo siento que cuando nosotros cantamos lo hacemos porque sentimos lo que estamos haciendo en ese momento. Eso es lo que hace que alguien lo entienda y le pueda llegar. Te está llegando nuestra verdad, nada más que nuestra verdad, que es algo muy pequeñito, muy sencillo y muy humilde. Pero esto también nos pasa a nosotros cuando escuchamos a otros grupos y pensamos -que bien has traducido lo que estoy sintiendo.

Hugo - La música es el lenguaje de los sentimientos. Un lenguaje propio que quizás se le presta menos atención que al lenguaje hablado.

El disco está producido por Santos&Fluren. En su día Trabajasteis con Bunbury o Quimi Portet. Si no estoy confundido, no habéis repetido productor en vuestros discos ¿Por qué?

Jordi - En cada disco había una coyuntura diferente, había unas canciones y una intención pero no ha sido algo premeditado.

Shuarma - Quizás es porque nunca acertamos. Probablemente si hubiéramos acertado, hubiéramos repetido. Sinceramente, echando la vista atrás, todo nos ha ayudado mucho, todo ha sido un aprendizaje pero no creemos que ningún productor de los que ha trabajado con nosotros haya reflejado en un disco realmente lo que nosotros somos. Santos&Fluren si han sido capaces y para nosotros esto es algo muy importante. Hemos visto que en estudio tenemos mucho más recorrido del que nosotros pensábamos que teníamos y que hasta el momento nadie había sabido transmitir. Habían transmitido otras cosas súper valiosas pero esta no.

¿Os limitaron los anteriores productores?

Shuarma - Si nos limitaron mucho. Tenían una forma de trabajar que yo creo que no era la más adecuada para nosotros. Nosotros tampoco sabíamos decir cuál era la forma de trabajar que nos sentaba bien, por eso no crítico su forma de trabajar, es solo una realidad.

La gira está teniendo una gran acogida y ya lleváis varios "Sold Out" antes de presentar el disco. ¿Esperabais este recibimiento después de 9 años separados?

Jordi - Esa era la máxima de nuestras expectativas, si hacíamos algún sold-out era la ostia!!! En el momento que quieres tocar en Oasis ya empiezas a tener ilusiones pero se han cumplido con creces.

Shuarma - Hemos agotado casi todo lo que hemos puesto, Madrid, Sevilla, Murcia… La verdad es que es una muestra de cariño y que la gente tiene ganas de volver a vernos. Estas entradas se han vendido antes de que saliera el disco y eso de alguna manera es una muestra de cariño a lo que hicimos en una etapa anterior. Ahora lo que tenemos es que enseñar lo que somos ahora y ojalá que les guste.

Cual es la idea para presentar este disco en directo ¿Muy eléctrico, enérgico, más íntimo y acústico?

Shuarma - Estamos eléctricos los cuatro, estamos explosivos, estamos con ganas de subir al escenario y soltar toda la energía contenida que tenemos. Vivir aquello que te transforma, es lo que necesitamos hacer. Ya hemos hecho entrevistas, hemos grabado el disco, hemos esperado, hemos organizado la gira y solo nos queda estallar delante de nuestro público. Tenemos muchas ganas y no puede ser nada acústico, tiene que ser algo eléctrico.

Jordi - Hay algo que no hemos experimentado. Nos hemos encontrado, hemos ensayado, hemos compuesto y hemos grabado pero no experimentado el público, el salir al escenario y tocar delante del público. La hora de la verdad!!! Tenemos unas ganas locas porque además hace muchos años que no lo hacemos

Vuestro nombre estará en el cartel de uno de los festivales con mejor nombre como el Sonorama Ribera. Seguramente por cuestiones de tiempo deberéis modificar el set list. Como se afronta una tan actuación masiva?

Julio - Es algo que no tenemos decidido. Tenemos el set list de los próximos conciertos que van a ser muy largos pero como bien dices, para los festivales vamos a tener que recortarlo muchísimo y está por ver y por decidir.

El Sonorama este año ha sorprendido incluyendo en su cartel a Raphael. Esto ha creado entre los fieles al festival una discusión sobre su idoneidad. ¿Si hubiera sido Leonard Cohen o Bob Dylan el artista anunciado, la respuesta hubiera sido otra?

Shuarma - Sin embargo, se van a ir a ver a Tom Jones y no les parece extraño. Nosotros aplaudimos la decisión del festival porque en definitiva lo importante es abrir el panorama y todo lo que sea abrir la visión de la cultura es enriquecedor para todo el mundo .Yo entiendo que el que no quiera ver a Raphael y tenga la entrada, con que el ratito que dura el concierto de se vaya a otro sitio, ha evitado el problema. Hay mucha gente que sí que querrá y querrá conocer y descubrir a Raphael por primera vez, tendrá la oportunidad de descubrir su talento y podrá ver como Raphael ha influenciado a otras bandas y va a ver como el arte es un pez que se muerde la cola y que todo está unido. Lo sorprendente es que genere polémica!!!

Jordi - La gente que se indigna por este tipo de cosas es gente que utiliza la música como algo relacionado con la estética y no con expresar sentimientos. Les gusta un grupo como se ponen una prenda determinada, se definen con lo que ellos quieren escuchar. Hay gente que va a un festival a escuchar a un grupo del que no se saben ni una canción, mueven los labios pretendiendo mostrar que lo pillan todo porque es algo muy cool en ese momento. Es la forma de reivindicar una estética, una forma de comportarse. No lo encuentro mal y es algo normal a una edad muy joven pero la música va mucho más allá. Al que le gusta la música, estará encantado de escuchar a Raphael, estará encantado de escuchar a Tom Jones, a Bob Dylan, a Vetusta Morla o a Love of Lesbian…

¿No hay nada más antiguo que un progre?

Shuarma - Bueno…

Hugo - Dos Progres!!! (Risas en toda la mesa).

Jordi - Lo progre no está de moda. Yo creo que la sociedad necesita progresismo, necesita amplitud de miras.. Me descorazona ver gente joven cerrada de miras y queriendo dejar las cosas como están. Todo tiene que estar en movimiento y hasta los cimientos más profundos se tienen que mover. Por lo tanto, bienvenido el progresismo y no estoy hablando de política, estoy hablando de una actitud ante la vida…bienvenido y despertemos. En el caso de los festivales y de la vida en general, hay gente que odia todo por sistema. Esos siempre son los mismos y critican por profesión. Estaría bien volver a hablar después del concierto de Raphael y ver que opinan. Yo le he visto en directo y puede que haya sido la media hora más alucinante que yo he visto.

Foto y Texto: Víctor López.

Más antigua AnteriorVolver a entrevistasSiguiente Más reciente