AMARAL: Una Apuesta Salvaje

La Paca Café (Madrid). 15.10.12.

Quedamos con Eva y Juan en un céntrico bar madrileño, La Paca Café. Situado estratégicamente entre Gran Vía y Tribunal y donde se respira un ambiente sacado de los años sesenta, que bien podría ser el de cualquiera de nuestras abuelas, con muebles vintage y con una fórmula que se repite con éxito en los bares "Malasañeros", el dúo zaragozano responde a nuestras preguntas.

Ahora que acaba la gira, suele ser el momento del balance. Han sido muchos conciertos y la mayoría de ellos con las entradas agotadas. ¿Os paráis a mirar hacia atrás o solo pensáis ya en próximos trabajos?

Juan - Pues normalmente, pensamos, no tanto en el próximo disco como en la próxima canción, por ejemplo, hoy por la mañana he grabado unas cosillas corriendo antes de venir y tengo muchas ganas de que las vea Eva, a ver qué le parecen. Siempre estamos mirando para delante pero no en global, porque el disco solo lo ves cuando lo tienes muy avanzado siempre estamos pensando en avanzar pero de canción en canción.

Eva - Pero tampoco somos muy de hacer planes de futuro ni nada, pensamos en los que nos apetece e intentamos ir a por ello. No nos organizamos en plan "en estos meses haremos esto o esto otro…"

Juan - En este disco, es curioso, porque aunque no diría yo hacer un balance, pero sí que nos ha entrado, por primera vez, la sensación de bastantes ganas de transmitir el agradecimiento a los que nos seguís. Normalmente después de cada gira o en cada concierto creo que hemos sido muy afortunados en tener el apoyo de tanta gente. Pero en este disco hemos sentido más ganas de dar las gracias públicamente, porque si no hubiera sido por toda la gente que nos seguíais o que estaban al otro lado, el disco no hubiera funcionado. Ha sido sacarlo y empezar a la semana siguiente a tocar en directo y que luego el disco se empezara a difundir a través de las redes sociales, la Web, Twitter y luego Facebook, porque con Facebook hemos empezado más tarde.

Eva - Este último disco y el primero que editamos es con los que más ha funcionado el boca a boca, es curioso, pero Internet ha hecho que vuelva a existir el boca a boca como cuando editamos nuestro primer disco. Por eso tenemos la sensación de gratitud de que lo ha hecho la gente realmente.

Juan - De hecho, los conciertos de Fin de Gira no estaban previstos, y se organizaron muy tarde, por eso hay un día en medio. Era una manera de dar las gracias, no nos queríamos ir fuera de país sin dar las gracias a todo el mundo. Y pedimos disculpas porque no haya podido ser en fin de semana, pero la Sala estaba ocupada, quedaban muy pocos meses para hacer un Palacio de los Deportes, que suele ser un tipo de concierto que hay que plantear con tiempo. Ese es un poco el "balance"

La evolución sonora de HLS, fue evidente en relación a trabajos anteriores que suponemos, coincide con vuestra evolución personal y vital. ¿Os preocupó que vuestro público no empatizase con esta evolución?

Eva - Mientras lo estábamos grabando no. Mientras lo grabábamos teníamos la sensación de"¡¡uy, que disco estamos haciendo!!"(RISAS) pero una vez que lo terminas y ya sales un poco de tú burbuja, pasas a pensar"A ver cómo vamos a transmitirlo" y te entra un poco el vértigo. Piensas "ahora la gente estará en este punto…o estará en otro y a lo mejor no les interesa esto que le vamos a contar". Aquí no se da nada por sentado, no sabes si va a gustar o no, y tampoco somos muy de repetir fórmulas, por lo que siempre es como una especie de aventura o de salto al vacío, pensando si le va a gustar a la gente. Y la verdad, es que como decíamos, hemos sido muy afortunados porque en cada momento de nuestra carrera hemos tenido gente apoyándonos.

Amaral Station - Algo que sí que es cierto, es que cuando empezasteis a presentar las canciones en salas pequeñas sin estar de gira, el público acogió muy bien estos nuevos temas.

Juan -Yo creo que además, nos ha tocado vivir un momento donde no había posibilidad de quedarse en un término medio. La cuestión era elegir si estar con establishment con una especie de mundo que es caduco o dar un paso adelante y defender lo que había sido siempre la filosofía del grupo. Todos los discos los hemos hecho con absoluta libertad artística y estamos muy agradecidos a mucha gente de Virgin que supo entender qué tipo de grupo éramos. También nos dio mucha pena ver que esta gente se iba quedando en la calle porque el sello que nos había fichado desapareció, fue absorbido por otro más grande. Nos dimos cuenta de que no tenía sentido fichar por otra compañía sino crear nuestro propio sello que era lo que nos aseguraba poder funcionar como funcionábamos al principio con Virgin. Está claro que había una parte de riesgo pero tanto a Eva como yo, creíamos ciegamente en las canciones, era un disco que nos llenaba al 100%. A día de hoy estoy muy orgulloso de la primera hasta la última canción del disco, lo digo de verdad.

Fue como tirarse a una piscina sin saber cómo ibas a caer. Si había agua o no… y afortunadamente vimos que había mucha agua. Por eso os damos un millón de gracias. El primer día que salimos a tocar en directo Hoy es el principio del final, Olvido, Antártida, que fue evolucionando porque no era una canción fácil de tocar en directo, pues fuimos flipando y nos mirábamos en el escenario, a veces los que estabais ahí no os dabais cuenta, pero nosotros estábamos muy, muy agradecidos por la respuesta de toda la gente. A mí me recordaba a lo que yo he sentido con bandas que he visto crecer desde que era adolescente. En el fondo yo siempre he sentido que el grupo era como un eslabón más en la cadena de todo ese tipo de bandas.

Todo esto es para decir, que no encuentro muy bien la forma de expresarlo, pero "un millón de gracias".

Desde la presentación del disco hasta el final de la gira solo ha transcurrido un intenso año. ¿Fue Hacia lo Salvaje pensado como un Álbum para una gira corta o es que tenéis muchas cosas nuevas que contar?

Eva - No, como te decía, no hacemos mucho planes. Creíamos que era el momento de cerrar gira aquí en España, tenemos un montón de conciertos fuera, y queremos sacar disco enseguida, por lo tanto hay que hacer las cosas una detrás de otra. También nos está gustando mucho la idea de componer las canciones del nuevo disco conforme vamos haciendo viajes y empaparnos de diferentes ambientes y ver que sale de esto. Creo que va a ser un disco bastante viajero.

¿Tenéis idea de mezclar música de otros países?

Juan - No lo sabemos. Seguro que sí, pero eso no es una decisión que se controla, es decir, tú no vas a Lima pensando que vas a meter música de allí, es imposible decirlo porque a veces no sabemos ni de dónde nos vienen las ideas. Nosotros hemos crecido sobre todo con música que viene de Estados unidos y de Inglaterra… en general de Europa, pero nunca sabemos porque por ejemplo estuvimos escuchando mucha música mexicana cuando nos propusieron hacer el homenaje a Chavela, y nunca sabes lo que se te va a ocurrir, por mucho que planifiquemos si no se te ocurre no ha y canción.

Además del sonoro y el visual, el otro cambio significativo de esta gira ha sido el de la banda que os acompaña. ¿Por qué tomasteis la decisión de cambiar de músicos?

Eva - Realmente no lo decidimos nosotros.

Juan - Fue de una semana para otra. Nos propusieron tocar en dos festivales, el Big Fest, en Biarritz, y el Sonorama. El Sonorama llevaba bastantes años intentando llevarnos y nunca se había podido hacer. Nosotros teníamos previsto salir a tocar un poco más tarde, Coki e Iván, son nuestros amigos, y pensamos que son una base rítmica perfecta, pero estaban, en ese momento, ocupados girando con otro grupo.

Con Toni y con Jaime, yo había tocado en un Dvd de Sexy Sadie, y Eva había participado en el disco en solitario de Jaime, y con Chris habíamos grabado GN/DR. De alguna manera ya teníamos una relación con todos. Les propusimos venir a grabar al estudio algunas canciones y luego vimos que era imposible el hecho de andar con bandas diferentes.

Eva - Ya se quedaron, grabaron ellos el disco y vinieron ellos de gira porque era una locura andar cambiando de gente, tampoco era justo para Toni, Jaime y Chris que fueran como una especie de sustitutos, y la Banda estaba sonando realmente bien. Nos gustaba el sonido que estábamos consiguiendo.

Juan - Eso no quiere decir, que si las fechas no hubieran caído de otra forma, pues Coki e Iván, con los que tenemos muy buena relación, hubieran podido estar ahí. A la hora de salir de gira o de hacer un proyecto está bien que este todo un poco en el aire y hay que tener en cuenta que la gente tiene sus proyectos personales, y es normal que haya que compatibilizar agendas.

¿Os ha condicionado el tema de la movilidad geográfica con la nueva banda a la hora de ensayos, grabaciones, etc..?

Juan - La verdad que no. Hemos estado ensayando cosas en todas las pruebas de sonido, luego hicimos ensayos en Madrid y es la primera vez en nuestra historia que grabamos y giramos con la misma banda. Con lo cual, Toni, Chris y Jaime, aunque estaban lejos, habían participado en el disco, conocían esas canciones desde que se habían gestado. Y es fácil juntarse en Madrid organizándolo con tiempo aunque ellos estén en las Islas.

Eva - Además, como viven allí, ya tienen más que asumido que tiene que coger un avión para ir a cualquier parte y es mucho más sencillo de lo que parece. Con la anterior banda, Zulaima y Kike vivían en Zaragoza, que en tren llegas en un momento, pero en avión también desde Mallorca, y Coki vivía en Málaga, más o menos estamos en el mismo caso. Nos hemos apañado igual que nos apañamos siempre, viendo cuando le viene bien a todo el mundo.

La presentación del disco fue en teatros con el público sentado hasta el FMF de Madrid, donde volvéis a recintos más grandes y con el público de pie y termináis la gira en recintos clásicos del rock como son La Riviera y Raztmatazz. ¿Es una evolución pensada o ha salido así?

Eva - Nos apetecía presentar el disco en teatros o en lugares más pequeños donde hubiera más cercanía con el público porque teníamos grabado en la memoria un concierto de Nick Cave en el Teatro Principal de Zaragoza. Fue increíble porque había tal cantidad de electricidad o de "apocalipsis" (RISAS) sobre el escenario, te desbordaba al ser un recinto pequeño. Nos gustaba mucho ese recuerdo, era como un ideal que queríamos hacer en la presentación de alguno de nuestros discos y finalmente hemos decidido hacerlo en este, que además es muy eléctrico, y se aproxima un poco a aquella sensación que vivimos y que queríamos transmitir nosotros también.

Luego había sitios o lugares donde las previsiones de la asistencia de público desbordaban un poco el lugar adecuado para eso que queríamos hacer, y por eso decidimos ir a sitios un poco más grandes. Pero ha sido todo muy improvisado.

Juan - El primer concierto que supuso el cambio, fue una sala donde tocamos en Málaga, con un aforo de unas 3.000 personas, y nos dimos cuenta que estábamos pasando a aforos más grandes. También quisimos hacer algún festival, nos habían propuesto más de los que finalmente hicimos, el Sonorama, el Contempopranea y el Territorios. En un festival, lo bueno es que compartes cartel con otros grupos que te pueden gustar y lo malo que te limita mucho el tiempo de tocar, y al final acabas tocando menos de lo que nosotros querríamos y de los que los fans quieren Por ese motivo limitamos el número de festivales. Ya nos dimos cuenta de que en Territorios había una afluencia bestial.

Yo estoy contento de no haber empezado con sitios grandes, porque queríamos ver el disco crecer poco a poco, quizá es lo que teníamos que haber hecho con el disco de GN/DR.

¿Cuál ha sido el concierto mas especial para vosotros de esta gira y Porque?

Eva - Tengo mala memoria para estas cosas, porque siempre te quedas con esa sensación de adrenalina, que te has venido arriba, que luego te cuesta incluso irte a dormir, por eso algunos (MIRADA A JUAN) deciden no irse a dormir (RISAS).

Es difícil quedarte con uno, normalmente hay más adrenalina en Zaragoza, que es nuestra ciudad y en Madrid, porque de alguna manera también lo es.

Juan - En el de Guadalajara, yo sentía que estábamos tocando bastante bien. Ha habido varios de estos con los que te quedas y hay algunos que estás buscando cosas con la guitarra y no acabas de encontrar lo que buscas… pero eso es lo que pasa cuando intentamos no repetir lo mismo en todos los conciertos. En esta gira el repertorio ha sido más cerrado porque queríamos centrarnos en el último disco, igual no ha habido un baile de canciones tan grande como nos hubiese gustado, pero es que preferíamos ir profundizando cada vez más en el sonido de esas canciones como un paso hacia el futuro.

Eva - Luego también hay que tener en cuenta que en la gira pasada, que cambiábamos tanto de repertorio volvíamos locos a los técnicos, sobre todo los de luces, venían cinco minutos antes del concierto a pedirnos "Por favor, el repertorio" porque tenían que programar las luces, y la verdad que estuvimos volviendo loco a todo el mundo. En esta gira que queríamos tocar las 12 canciones del disco y eso además daba menos opción a variar el Set List.

Habéis salido a la conquista de Europa, pasando por Londres, Paris, Berlín… ¿Qué valoración hacéis del periplo europeo?

Juan - Pues a nosotros lo que nos gustaría es poder tocar en toda Europa como tocamos en España, igual que hacen los grupos ingleses. En algunos países es difícil por la frontera idiomática pero en Alemania hemos sentido que un país bastante abierto a escuchar música en castellano y la experiencia allí ha sido muy buena. En Inglaterra son muy reacios a escuchar música que no sea en su idioma y nosotros no estamos dispuestos a dejar de lado nuestro idioma por adaptarnos a otros lugares. De Alemania, sí que hemos sentido que es un lugar donde podemos volver regularmente e incluso llegar a un público grande cantando en castellano.

Eva - De todas formas, cuando estuvimos en Inglaterra, participamos en la iniciativa curiosa del Sofar Sounds. Hacen conciertos sorpresa en la casa de alguien que cede su salón para que otros toquen y buscan un público que sea realmente abierto, dispuesto a escuchar cosas distintas, y amante de la música. La experiencia fue buenísima y el 90% del público era angloparlante excepto nosotros y Sala and The Strange Sounds que también tocaban. La reacción fue estupenda. Así que, aparentemente, está ese concepto que el público inglés es cerrado a otros idiomas, pero yo creo que quizá hay una parte de ese público que no es tan cerrado y se preocupa más de lo que le transmites a través de la música. Igual que cuando nosotros éramos adolescentes y escuchábamos música en inglés, no entendíamos todo lo que nos querían decir las canciones pero igualmente nos llegaba la música.

En Alemania habéis tocado en salas pequeñas y para un público que no conoce tanto vuestro trabajo. ¿Os recuerda de alguna manera al inicio de vuestra carrera?

Juan - No, porque en el inicio de nuestra carrera había que aprender muchas cosas de como escucharte en directo. Muchas cosas de tipo técnico que ahora no pasamos por ahí por primera vez. Siempre pensamos que es como otra etapa, nunca pensamos que es una vuelta atrás. Porque en cualquier cosa que hagas, es imposible que no esté algo que ya has vivido. La primera vez que tocamos en la Sala Sol de Madrid, no sabíamos escucharnos en directo, no sabías que cosas tenían que sonar por los monitores, si estaba alto o estaba bajo, ahora es diferente porque hemos hecho del escenario un lugar cómodo donde nos sentimos bien, y donde sabemos cómo queremos que suenen las cosas. Es otra etapa. Es como de pronto ir a tocar a otro planeta, y eso es bueno porque no es solo lo que le das tú a la gente, sino lo que recibes de ese país, la música que están pinchando, las camisetas que lleva la gente de los grupos que les gustan y que aquí no se conocen, es viajar y un viaje interesante.

Sin una discográfica ajena a las espaldas. ¿Habéis sentido que todo el proceso ha sido íntegramente vuestro?

Juan - Siempre lo hemos sentido. Siempre hemos terminado los discos y los hemos entregado a Virgin, nuestro sello que desapareció, y siempre los hemos entregado completamente terminados, y el proceso de composición siempre ha sido el mismo. Me da igual que hablemos de Pájaros, que sea el primer disco o Hacia lo salvaje, el control musical y artístico siempre lo hemos tenido. Eso es algo que tenemos que agradecer a los chicos de Virgin, que ya no trabajan allí, y que han sabido comprender que no éramos un grupo al uso o que teníamos nuestras rarezas y manías.

Eva - Llamémoslo peculiaridades.

Juan - Si, llamémoslo así. Pero estaba claro que cuando empezamos no éramos un grupo al uso como la mayoría. Lo digo con respeto, porque yo respeto todo tipo de grupos o de música, y también en ese momento queríamos que respetasen nuestra identidad. Si no lo hubieran hecho, nos habríamos ido o no habríamos grabado ningún disco porque eso era algo innegociable. Lo único que hemos sentido cuando editamos Hacia lo Salvaje fue que a la gente no le gusta que le digan que no, pero no nuestra compañía, ellos han tenido un buen trato con nosotros incluso cuando nos lo montamos por nuestra cuenta. Pero hay otras compañías muy grandes y muy poderosas que no les gusta que les digas que no, pero eso ya no es un problema nuestro.

Eva - Afortunadamente no estamos en ellas.

En esta última parte de la gira, habéis incluido las versiones de Héroes, Rogaciano, El Huapangero y Have you ever seen the rain. ¿Buscáis en ello sonidos diferentes para terminar la gira?

Eva - La verdad es que nos apetecía hacer versiones. La de Creedence empezamos a hacerla porque cuando estuvimos tocando en San Francisco nos propusieron participar en un homenaje a la Creedence. Empezamos a ensayarla en las pruebas de sonido, nos gustaba como estaba quedando y decidimos un buen día empezar a tocarla. Íbamos así preparándola un poco de aquella manera y empezamos a incluirla en el repertorio habitual.

Heroes de Paralisis Permanente/Bowie era una canción que siempre, desde que somos adolescentes, siempre hemos querido tocar, además es un gustazo tocarla. Y hemos grabado dos versiones más, que hemos estado mezclando ahora en Los Ángeles. Una es "Lo Que Quieras Oír" que es otra de esas canciones míticas para nosotros, de Los Pistones y una versión de "Lejos de las Leyes de Los Hombres" de El Ultimo de la Fila, cantada por Juan Aguirre. Vamos a hacer si esa la hacemos en directo (RISAS).

Juan - Pues la verdad, es que en el 2007, cuando acabamos el contrato con nuestra compañía anterior, se quedaron tres canciones que les debíamos. Eso estaba escrito en el contrato

Eva - Tres canciones inéditas, es lo que estaba escrito en el contrato.

Juan - Eso es algo que teníamos que darles sí o sí, ya que es algo que había que hacer. Elegimos las canciones que más nos apetecía grabar y hemos aprovechado estos días libres antes de que acabara la gira y nos hemos ido a grabarlas. ¿Porque no hemos elegido canciones nuestras? No es porque no tengamos… sino porque preferimos que nuestras canciones vayan a nuestros discos oficiales. Todo lo que estamos componiendo ahora ira al séptimo disco de Amaral. Mientras que estas que le debíamos a EMI las utilizaran para hacer el clásico Greatest Hits, que suelen hacer las compañías, que nosotros lo respetamos pero que no es un disco nuestro. Es un disco de nuestra música pero que surge por iniciativa de ellos. Nosotros no tenemos mucho más que ver.

Nosotros en lo que estamos es en los conciertos que vienen. Ya empezamos el subidón de adrenalina, del concierto de mañana que debe estar lleno o casi lleno ya. Y, realmente lo que nos interesa, es el disco nuevo que tiene que ser una pasada y sino, no saldrá (RISAS).

Eva - Realmente grabar estas canciones nos ha servido para experimentar con sonidos que seguramente luego utilizaremos en el disco nuevo. Y respecto al recopilatorio que va a editar EMI, pues no hemos querido desentendernos totalmente, puesto que es nuestra música la que va a estar ahí, y que la gente que finalmente decidiera ir a la tienda a por él tuviese algo bien hecho, y a parte de las canciones, hemos estado con el diseño, que nos hace tanta ilusión… (RISAS)

Con GN/DR nos "enseñasteis" que en los conciertos fin de gira siempre hay sorpresas. ¿Podéis adelantarnos algo de lo que podremos vivir en Madrid o Barcelona?

Eva - Va a ser un fin de gira animal (RISAS)

Juan - En el directo que tenemos ahora, es bastante difícil invitar a amigos a tocar, porque nos gusta crear un clima y el hecho de que entre y salga gente del escenario rompe ese clima. Eso por el lado de las colaboraciones, porque hemos colaborado con muchos amigos, tanto nosotros con ellos, como ellos con nosotros. Pero sí que nos apetece que sea un concierto eléctrico, potente y no romper el clima. Además, nos apetece tocar mucho, que la gente que los vea reciba el máximo de canciones posible. Todavía no sé lo que haremos, intentaremos tocar lo mejor posible. Como animalillos. En esta gira ha sido la que más fuerte hemos tocado y cada día, incluso tocamos algo más fuerte. Y bueno es lo que nos gusta hacer.

¿Algún cambio entre Madrid y Barcelona?

Juan - Seguramente, pero es algo que decidiremos mañana en la prueba de sonido.

Una vez acabada la gira española, se os espera con muchas ganas en Latinoamérica, ¿cómo lo afrontáis?

Eva - Con mucha ilusión. Además vamos a sitios nuevos. Nos hace muchísima ilusión el reencuentro con sitios como Argentina, México, que hacia una barbaridad de tiempo que no íbamos, y también sitios nuevos como Perú. Además, nos llegan cantidad de mensajes de cariño de Perú a la Web y estamos con muchas expectativas allí.

Y a Cuba, que nos hace mucha ilusión conocer. Además, allí vamos a un intercambio con músicos cubanos y músicos de otros lugares. La música cubana es riquísima y nos hace mucha ilusión participar en estos encuentros, no solo para tocar, sino también para escuchar y aprender.

Para el viaje "americano" ¿vais a mantener el formato de la gira o realizareis cambios en vuestra apuesta salvaje?

Juan - Si, vamos a mantener el formato.

Eva - Tocaremos el último disco entero y algunas canciones antiguas. Básicamente lo mismo que hemos hecho aquí.

Texto y Foto: Shara Sánchez / Victor López.

Más antigua AnteriorVolver a entrevistasSiguiente Más reciente