Juan Pérez-Fajardo y su expo SOLD OUT por fin en Madrid.

Madrid. 12.09.12.

El fotógrafo Juan Pérez-Fajardo nos abre las puertas de su céntrico estudio madrileño para contarnos algunos secretos de su Exposición y de su vida detrás de la cámara. Juan ha trabajado de una forma habitual con muchos de los grupos del panorama musical de nuestro país y también del resto del mundo. Desde hoy podemos disfrutar en el 40 Café madrileño del estreno de su exposición SOLD OUT y para celebrarlo por todo lo alto, contará con la actuación en directo de Rubén Pozo y Sober entre otros grupos

Londres, Barcelona, Guadalajara y ahora Madrid. ¿Tener una exposición itinerante con tu obra es un sueño cumplido?

Bueno, la de Londres era diferente a las otras. Era un formato un poco más pequeño y esas eran parte de las fotos que tenía de una exposición que hice en Madrid, más alguna añadida. La de Barcelona, luego Guadalajara y ahora Madrid, sí que es más o menos la misma y, en el fondo, que sea itinerante es porque cuesta mucho dinero hacer las copias y ya que está en un sitio, cuanto más se mueva mejor.

¿Sueño o realidad? Lo de exponer, ahora mismo las cosas están todas muy mal y hay cositas que te ayudan a decir, bueno, pues no lo estoy haciendo tan mal, a la gente le mola, le interesa, viene a verlo. Que quisieran mis fotos en Londres, fue todo un logro. En Barcelona hicieron una apuesta muy grande por mí, al igual que en Guadalajara y ahora en Madrid también. Que alguien que no es amigo tuyo, que le conoces a través de todo este tipo de cosas, apueste por ti, pues te hace ilusión y te ayuda a decir, no lo estoy haciendo tan mal, voy a seguir, a pesar de que las cosas estén muy mal.

¿Es una selección fija de tus mejores fotos o vas variando el "Set list" en cada una de las exposiciones?

En la de Londres no puse ningún artista español, porque me lo pidieron así básicamente. Pensaban que no iba a tener ninguna repercusión allí. Aunque a mí me hubiera gustado poner alguna de algún grupo que me gustaba, pero no el grupo, sino la foto en sí. Las selecciones las suelo hacer porque me gusta la foto y no porque me guste el grupo. En Londres, al decirme eso, era todo que pudiese tener repercusión en los gustos del público de allí.

En la de Barcelona hubo dos premisas. Uno, que me gustasen las fotos y segundo, como iba a exponer también piezas personales que los grupos que me iban dejando, pues con los grupos que contacté y que me dejaban cosas, pues esos, si o si, tenía que haber foto. Y también un poco, unas que son seguras y otras con las que puedo poner también, pues entre medias había muchas fotos que me gustan mucho, aunque en ese momento elegí esas, hoy elegiría otras, mañana otras… Hay algunas, que son si o si, AC/DC, Vinila… que me encantan y que me han ayudado mucho en mi carrera, porque me han dado mucho a conocer. Gracias a la de Vinila me compraron las fotos en el Hard Rock Café de Las Vegas y luego también me compraron la de AC/DC. El resto… una de Bunbury que estaba en Barcelona, la cambiare por una nueva en Madrid, simplemente porque si. En el fondo es porque si….Del concierto de Madrid, que hice muchísimas fotos, hoy he elegido una, y mañana seguramente elegiría otra.

Entre todas las fotos que podemos ver en la Expo. ¿Hay una foto preferida o a la que le tengas un especial cariño?

La de AC/DC quizá. Primero porque AC/DC es AC/DC y, aunque no soy muy fan del Heavy, pero AC/DC me gusta mucho. Eso que sientes de "estoy en el momento adecuado, en el lugar adecuado" y también es un poquito de casualidad, estás haciendo la foto y se te pone una sonrisa de oreja a oreja pensando "que suerte estoy teniendo en este momento". Por la felicidad que me dio en ese momento, de pensar que suerte estoy teniendo ahora, me mola mucho.

La de Vinila por lo del Hard Rock Café y la de Amaral, porque me han ayudado mucho a que me conociesen. Como me llevo muy bien con ellos pues también me gusta mucho.

Al final, elegí la que elegí de Amaral porque es parecida a la de la portada del disco. No es la misma. En la sesión hice varias seguidas y Eva eligió una y a mí me gustaba más esta, en el fondo son muy parecidas. He elegido esta para la Expo y para ver si algún "Frikie" de Amaral se daba cuenta, pero vamos que no ha habido ninguno…. (risas)

Sr. Nadie, Amaral, Sober o Rubén Pozo han actuado en acústico en la presentación de las distintas exposiciones. Organizarlo todo y cuadrar a todos los grupos tiene que ser una locura, ¿cómo te sientes poniendo del lado de promotor, en lugar de estar al pie del artista?

Te das cuenta cuando no tienes ni idea y te metes en cosas de estas que no es tan fácil la labor de los demás. Cuando empiezas a hacer fotos dices "no es tan fácil hacer buenas fotos" y cuando eres promotor te das cuenta que no es tan fácil llamar al grupo "oye, ¿el 17 te viene bien?". Hay mucho lio por detrás, cuadrar fechas, que el grupo esté contento, que la sala esté contenta y que todo el mundo gane dinero… es muy muy complicado. Todo esto ayuda a darte cuenta de los buenos profesionales que hay de vez en cuando. Pero sí que es un lio, porque cuanto más prestigioso es el grupo, más compromisos tienen en cuanto a conciertos que dan en esa ciudad, que estén grabando o no, que tengan entrevistas, o porque les apetezca o no. Sí que se hace muy complicado. Lo de Barcelona fue mucho lio, lo de ahora en Madrid, me lo estoy tomando de otra manera, está siendo bastante más sencillo. También cuando no es en tu ciudad es más complicado porque tienes que pensar como llevar a los grupos, tienes que buscar hoteles, hacer cuentas del gasto que supone y este tipo de cosas. Esto está siendo más fácil porque todos son de Madrid y es más en plan, "¿te vienes?".

Cuando disparas tu cámara en un concierto. ¿Que buscas plasmar?

Pues en el fondo es un poquito lo que oigo. Creo que mi diferencia con otra gente que hace fotos de directo, que hay gente muy buena y muy buena técnicamente, es que no escuchan o no escuchan lo suficiente. Consiguen fotos que técnicamente están muy bien pero que no transmiten lo que está tocando la banda.

De las cosas que más me han gustado haciendo este tipo de fotografía es que cuando le enseño las fotos a los grupos y me dicen "joder, eso es lo que estoy tocando, esa es mi música". Es plasmar en una imagen el tipo de música que están haciendo. No siempre se consigue, pero es lo que intento. Que cuando se vea el grupo digan "eso es lo que hago". No tiene nada que ver (señalando unas fotos de la pared del estudio) la foto de The Right Ons o la que está al lado de Marilyn Mason, que sí que se ve el estilo de música que están tocando.

¿Que es lo que hace decidirse a un fotógrafo para plasmar música? ¿Nunca pensaste que podrías trabajar en otro tipo de fotografía que no fuese la musical?

No me he planteado mucho las cosas en mi vida. Empecé haciendo la carrera de físicas. Lo deje a la mitad para hacer un curso de diseño gráfico y a raíz de eso, empecé como diseñador gráfico en Disney. Por casualidad, hice un curso de 3D, y me molo mucho más el 3D que el diseño gráfico, hice tres cortos que fueron muy bien, uno de ellos nominado al Goya. Siempre iba relacionado con la música porque las BSO de los cortos estaban muy bien pensadas y era casi parte fundamental de los cortos.

Lo de empezar a hacer música fue por una amiga. Me llamó porque necesitaba un fotógrafo para cubrir un concierto, como yo había hecho algunas que le habían gustado, me dijo que seguro que me apetecía. Las hice, salieron muy bien, a la revista le encantaron las fotos y me contrataron directamente en el primer concierto. Fue muy fácil, pensé "me encanta hacer fotos y lo que más me gusta en la vida es hacer música y escuchar música. Esto es perfecto!!"

Poco a poco me he ido metiendo cada vez más. Empezando con cámaras más regulares, a medida que iba haciendo más fotos iba haciendo saco con lo que iba ganando para comprarme cosas y mejorar el equipo.

Es habitual verte trabajar con Eva y Juan, Amaral, con los que además te une una buena amistad. ¿Cómo es el trabajo con ellos?

Casi todos los grupos con los que he trabajado para hacerles las fotos de promo ha sido todo muy fácil porque yo también he tocado en grupos y, aunque nunca hayamos llegado a nada, me ha ayudado mucho a hacer fotos de música. Porque te ayuda a escuchar y aunque no conozcas la canción, son matemáticas de música. Sabes que es un 4X4 y todas las estructuras de canciones son un poquito parecidas y, aunque no conozcas la canción, sabes dónde va a ir el estribillo o donde va a haber un parón. Ese tipo de cosas te ayudan mucho para coger al tipo saltando en un concierto.

También me ha ayudado cuando estoy con los grupos no estar hablando como si fuese un estudioso de la fotografía, sino a hablar de tú a tú con ellos. Al hablar de música, y cuando estoy haciendo fotos, como no son profesionales de estar delante de una cámara, son músicos, ponerse en esa situación también impone y son muchas horas para conseguir una buena foto. Es cansado, si no estás a muy buenas con el fotógrafo y estas relajado, no te apetece y no te lo estás pasando bien en el fondo, pues no consigues, ni tú, hacer fotos buenas, ni ellos sentirse reflejados en esas fotos. Si estas incomodo, eso se refleja.

Con Amaral fue todo muy fácil. Me los habían presentado antes pero realmente les conocí en un concierto de Sidonie en la Sala Sol. Me llevé el libro de fotos de paisajes que había hecho en EEUU, se lo estaba enseñando a Borja Bonafuente y apareció Eva. Vio las fotos y se quedó con mi cara y con la sensación de "como molan estas fotos" y poco después nos fuimos a Austin. Fui a cubrir el festival y también a hacerles fotos a ellos para Rolling. Fue todo muy fácil, nada más empezar quedamos para tomar unas cervecitas, nos pusimos a hablar de música y de todo un poco, así que cuando empezamos a hacer las fotos fue "venga empezamos aquí… ahora un poco más allá". Y eso se ve en las fotos porque no están posando como maniquíes. Fue un poco más de rollito colegueo y eso también ayuda bastante a que quede plasmado lo que son, lo que hacen y a que se vean a gusto en las fotos.

Continuando por tierras mañas, hace poco pudimos disfrutar de un precioso trabajo tuyo con Bunbury. ¿Es tan fiero el León como lo pintan?

Yo antes era muy radical musicalmente, lo que me gustaba, me gustaba, y lo que no, era una mierda. Ahora gracias a esto de la música y a ver muchos conciertos, que en principio no me tendrían porque gustar, pues me estoy abriendo bastante musicalmente. Muchos artistas, ya me caían mal antes de conocerles por mucho que cuentan y por los estereotipos. Tampoco sabía a lo que iba pero la verdad es que me sorprendió gratamente.

Quedamos con él para comer antes de los conciertos y descubrí que era un tipo súper majo, que controlaba mogollón de música, que se preocupaba mucho de la gente que tiene alrededor, que trabaja con él y para él. En concreto a mí me lo puso increíblemente fácil. Fue espectacular trabajar con él. Todo lo que le pedí, dentro de lo normal, me dijo que sin problemas. De hecho, fue hablando con la gente de seguridad, con los Backliner, diciendo "A Juan lo que pida". Me dijo que tenía un ritual que es "media hora antes de empezar los conciertos, me encierro en el camerino. Ahí sí que no me puedes molestar". Cosa que entiendo perfectamente.

En el resto de momentos me decía "Juan, ven que vamos a tomar algo". De hecho, ahora para la Expo no le he escrito directamente, sino por medio del contacto que tengo para hablar con él, le dije que iba a colgar esa foto en concreto (vuelve a señalarnos una foto) y que si quería podía publicarlo en sus redes sociales. Al día siguiente lo tenía puesto.

Sí que quiero recalcar que con todos los grupos que he trabajado tengo un trato espectacular. Este verano por ejemplo con Madison, Melocos, Iguana Tango, no es que seamos amigos, pero sí que tengo una buena relación.

¿A qué músico tienes aún pendiente de fotografiar?

A los que realmente me gustaría fotografiar están retirados o muertos. Actuales…no lo sé. Me hubiera encantado hacerles fotos a los Beatles, o a Los Ramones, los Rolling, a Johnny Cash…

Me apetece casi más hacer posados que fotos de conciertos. Por el mundo que estamos viviendo hay muchas fotos de directos, ves fotos de Foo Fighters que hacen iguales diez millones de personas en cada sitio. Hacer fotos en camerinos, es algo más íntimo, tienes que conocer más al grupo, tienes que estar más metido, por eso me apetece más.

El otro día por ejemplo conocí al guitarrista de Springsteen. El día anterior le había hecho fotos en el escenario y estábamos a cincuenta metros más o menos, porque nos pusieron muy lejos, y hablar con él, que nos contara su vida y demás, me gustó. Además que contó cosas curiosas que la verdad me molaron. Decía que cuando empezó a tocar la guitarra, vivía en un barrio muy muy chungo y cuando le dijo a su madre que quería ser músico y tocar la guitarra, le contesto: "no te metas en eso, que no tiene ningún futuro, y roba como todos los del barrio". Y mira como le ha ido… nada mal! (risas)

Podemos verte algunos viernes pinchando en el mítico Templo del Gato… ¿más trabajo o es una forma de liberarte?

Son las dos cosas. Es trabajo porque gano dinero con ello y me lo paso muy bien pinchando. También hay días que se hace muy aburrido porque hay menos gente o no te hacen ni caso, pero por lo general me lo paso muy bien.

De todas las cosas que he hecho, el subidón más grande te lo da estar encima de un escenario. Pinchando no es lo mismo, lo de los cortos no tiene nada que ver, lo de la fotografía aunque expones, no es tampoco lo mismo. Subir a tocar la guitarra y que todo el mundo te arrope, grite, baile contigo es genial. Es una de las cosas que por ejemplo hablo con Eva que me da mucha envidia, verla como disfruta, como está encima del escenario y le digo: "tenéis que disfrutar estos momentos que son los mejores". Pinchando no es lo mismo pero también ves como interactúa la gente. Te fijas en que gustos tienen por las camisetas, por cómo se mueven, como bailan. Así también disfruto.

¿Que música se pone alguien como tu cuando está en la tranquilidad de su hogar?

Al final siempre escucho lo mismo. Llevo escuchando lo mismo desde hace 10 años. Vario muy poquito en los gustos.

Ahora también mi hija manda, porque me imagino que cada padre le pondrá a su hija lo que le gusta y a la mía le gusta el rock. Cuando la llevo a los conciertos a pesar de lo pequeñita que es, se pone a bailar. Por ejemplo, ahora me pide siempre que le ponga Hit the road Jack de Ray Charles, se monta en el coche, y dice "papa, mono nono".

Más antigua AnteriorVolver a entrevistasSiguiente Más reciente