AMARAL PROFETAS EN MADRID

MADRID

Ser profeta en tu tierra, en el mundo de la música, parece cosa de locos en estos tiempos pero Eva y Juan lo volvieron a conseguir el pasado sábado en el Fin de Gira en Madrid. AMARAL colgó el cartel de entradas agotadas para un Palacio de los Deportes de Madrid que se llenó para ver como la luna más Nocturnal de todas se despedía de los escenarios hasta la próxima gira de la banda.

Un manto de estrellas más grande de lo habitual y todas las constelaciones celestes cubrían un escenario, limpio de attrezzo superfluo, donde dominaba una intensa y potente iluminación. Todo esto acompañado iba de los detalles alrededor del escenario dispuestos por el equipo técnico para la grabación del concierto y la futura salida del mismo en formato visual.

A las 21.30h y sobre el horario previsto empezó a sonar, como ya es costumbre en los shows de la banda, los primeros acordes del All Tomorrows Parties de la Velvet Underground. Para júbilo de todos los presentes, muchos de los cuales hicieron cola a las afueras del recinto desde las 07:30h de la mañana de ese mismo día.

La noche empezó con Unas veces se gana y otras se pierde para continuar con el chute vibrante y eléctrico de Revolución y Kamikaze, levantando a la masa de sus asientos desde el inicio de la noche. Como ha sido constante en esta gira, el show pasaba de eléctrico casi a electrónico en temas como Chatarra, con Eva bailando delante de la bola discotequera incluido.

El momento íntimo de la noche llego cuando AMARAL convirtió el Palacio de los Deportes en el salón de su casa para tocar de forma acústica y sin banda varios temas. De los cuales, por el tiempo que hacía que no la tocaban, porque fue parte del origen de la banda a su llegada a Madrid, nos quedamos con ese pedazo de tema que es Un día más.

El repertorio elegido para la ocasión repasó toda la larga ya discografía de la banda, pasando por los grandes clásicos comoDías de verano, Como hablar, Sin ti no soy nada o Hacia lo salvaje, con ese sprint final que nos ha enamorado en esta gira y que le da un giro más allá al tema.

La noche lo merecía y el concierto tocaba a su fin a las 24:00h, después de dos horas y media de show. Después de dos bises. Después de dos horas y media de intenso show, donde Eva y Juan volvieron a demostrar que son una banda forjada a base de directos, con la medida perfecta para grandes recintos, con la solvencia de la voz de Eva que gana con el paso del tiempo y con el peso de una arquitectura sonora perfectamente medida y equilibrada.

Esperamos con ganas poder ver cómo va a ser el Dvd que salga de la grabación y con más ganas de conocer que nos espera en el próximo trabajo de la banda. Nuevas incógnitas del rumbo sonoro que lleva la misma evolución vital y sonora de la banda, de la misma evolución sonora y vital de Eva y Juan.

TEXTO Y FOTO: Víctor López Aguado.

Más antigua AnteriorVolver a crónicas